martes, 2 de abril de 2013

¿SEMANA SANTA?


Todo parecía bien encaminado una semana atrás.

La revolución mediática de Francisco I, el triunfo ante Colón, la tranquilidad institucional de los últimos meses, el inminente cumpleaños 105º del Club... todo preparado para una verdadera Semana Santa.



Pero que finalmente derivó en Semana Infernal.
Porque todo se fue girando de a poco hasta terminar en una situación tan impensada como surrealista.

Primero el tema del impresentable, indefendible, mal educado y espantoso jugador Luis Aguiar, recordándonos aquellas no tan lejanas historias del tristemente célebre equipo de los Mercenarios.



Ni que hablar del partido, del "casi gol" Straca, del "casi centro" Buffa, del "casi cierro" Alvarado... la inoperancia elevada a la enésima potencia, segunda derrota consecutiva de locales y para peor, todos los resultados de la fecha fueron negativos en cuanto a la lucha por los promedios.



Y el final Hollywoodense, de Ciencia Ficción, tragicómico, indescriptible...


La única buena: la presencia en el Pasa Tapas de Marko Cooper, un escocés hincha y socio del Ciclón, que compartió el partido con todos los cuervos de Barcelona.


Semanita para el olvido.